JESUCRISTO, TU VIDA

Los 5 puntos más importantes.

1.- Reconocer que soy pecador, si digo que no soy pecador.. ¿Por quién murió Cristo?.

Romanos 3:10-12, “como está escrito; no hay justo, ni aun uno, no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios, todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”.
1ª Juan 1:10, “pero si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros”.

2.- Porque soy pecador no merezco el cielo, sino el infierno.

Romanos 6:23, “porque la paga del pecado es muerte”.
Romanos 3:23, “por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios”.

3.- Que no me puedo salvar yo mismo.

Romanos 3:20, “porque por las obras de la ley nadie será justificado delante de él; pues por medio de la ley viene el reconocimiento del pecado”.
Efesios 2:9, “no es por obras, para que nadie se gloríe”.
Juan 3:16, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

4.- Que necesito un salvador, ya que yo no me puedo salvar.

Romanos 5:8, “mas Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.
Hechos 4:12, “y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

5.- Aceptar que Jesucristo murió por mí.

Romanos 5:1-2, “justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro señor jesucristo; por medio de quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”.
Romanos 3:28, “así que consideramos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley”.
1 Juan 1:9, “si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.
Hebreos 10:17, “y nunca más me acordaré de los pecados e iniquidades de ellos”.

Nota: Encontrarás todas las citas bíblicas en tu Biblia.