EL FUNDAMENTO DEL CRISTIANISMO

La Santa Biblia es la Palabra de Dios, y ha sido total y divinamente inspirada, no "contiene" la Palabra de Dios, sino que ES la Palabra de Dios; 2ª Timoteo 3:16. Es el único libro que es la verdadera revelación de Dios, y advierte seriamente sobre el castigo que vendrá sobre aquellos que pretendan cambiarla; Apocalipsis 22:18-19. Las Sagradas Escrituras son infalibles, inerrantes y merecedoras de toda credibilidad; Salmo 12:6; Proverbios 30:5-6. Solamente ellas tienen la Suprema y Absoluta Autoridad en todo; Salmo 1:1-2; 119:9,11,105. Es la Biblia quien tiene el mensaje del evangelio y nos puede hacer sabios para la salvación; 1ª Pedro 1:23-25; 2ª Timoteo 3:15.

UN SOLO DIOS

Dios existe eternamente; Salmo 90:2, en tres personas iguales y distintas entre sí: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo; Deuteronomio 6:4; Mateo 28:18-20; Juan 10:30; Hechos 5:3-4; 2ª Corintios 13:14. Él creó todo por su poder y sabiduría; Génesis 1:1; Salmo 33:6-9; Juan 1:3; Colosenses 1:16; Hebreos 1:2. Él es Espíritu, y no una fuerza impersonal; Juan 4:24; y es distinto a los hombres; Salmo 50:21; Isaías 55:8-9. No es posible representar al Dios vivo con imágenes, ni está permitido; Exodo 20:4-5; Salmo 115:3-8; Isaías 42:8; Hechos 17:29-30. Es el Anciano de días, el Juez de todo; Daniel 7:9-10; Hebreos 12:23.

JESUCRISTO

El Señor Jesucristo es "Dios el Hijo", el "Yo Soy" (el Jehová que aparece en el Antiguo Testamento); Juan 1:1,14; 8:24,58; Exodo 3:14; Hebreos 1:8-12. Es nuestro Señor y Salvador; Tito 1:4. Es el Mesías prometido en las Sagradas Escrituras; Juan 4:25-26. Es el Dios manifestado en carne, 1ª Timoteo 3:16, por su encarnación a través de la virgen María; Lucas 1:35; Gálatas 4:4. Su vida humana fue sin pecado 1ª Pedro 2:22; 1ª Juan 3:5, ya que es impecable, no puede pecar; Hebreos 7:26. Sus milagros fueron divinos; Hechos 2:22. Padeció la muerte expiatoria y sustitutoria por todos; 1ª Corintios 15:3; Hebreos 2:9. Resucitó corporalmente; Lucas 24:36-44; 1ª Corintios 15:4-8. Ascendió a la Diestra de la Majestad en las Alturas; Hechos 1:9; Hebreos 1:3. Es el Único y Suficiente Sumo Sacerdote; Hebreos 7:23-26; y el Único Mediador entre Dios y los hombres; 1ª Timoteo 2:5.

ESPIRITU SANTO

El Espíritu Santo es Dios; Hechos 5:3-4. El convence de pecado, justicia y juicio; Juan 16:8-11. Regenera a los pecadores que creen el evangelio; Tito 3:5. Mora en cada creyente; Romanos 8:9; 1ª Corintios 6:19-20. Es el Consolador que prometió Jesús a cada creyente para guiarnos a la verdad, para glorificar a Jesús; Juan 14:16-17; 16:13-15. Da a cada creyente el poder para vivir una vida de testimonio y servicio para el Señor; Hechos 1:8. Es el sello y las arras de la herencia de cada creyente; Efesios 1:13-14.

EL HOMBRE

El hombre fue creado por la voluntad de Dios; Génesis 1:26-27; Salmo 100:3. Por la voluntad humana se constituyó pecador; Génesis 3:1-24; Romanos 5:12,16,19. Cada ser humano está perdido eternamente como consecuencia del pecado; Génesis 2:16-17; Ezequiel 18:4; Romanos 1:32; 3:10-23. El hombre natural se contamina por su propio corazón, que es engañoso y perverso; Jeremías 17:9; Marcos 7:20-23, no es capaz de complacer a Dios; Romanos 8:5-8. Aunque piensa que su camino es camino derecho, su fin es camino de muerte; Proverbios 14:12; Mateo 13:7-14. Sus buenas obras son como trapos de inmundicia para Dios; Isaías 64:6. Cada hombre será juzgado por Dios y debe prepararse para este encuentro; Hebreos 2:2-3; 9:27; 1ª Pedro 4:17.

EL PECADO

El pecado describe el estado y los hechos de cada ser humano por naturaleza; Romanos 3:9-23. El término quiere decir "fallar" o "no llegar a la meta". El pecado es todo movimiento de la voluntad humana en contra de la voluntad de Dios, sea consciente o inconsciente, pensamientos; Isaías 55:7, hechos; Romanos 1:22-32, o no hacer todo el bien que se puede; Santiago 2:10; 4:17. Las Escrituras declaran que el pecado viene del corazón del hombre, y no de su medio ambiente; Marcos 7:20-23. La Biblia dice que los que practican pecado son dignos de muerte; Romanos 1:32; 2:3,12. La última consecuencia del pecado es la muerte; Romanos 6:23, la del lago de fuego por toda la eternidad. Este es un lugar de castigo y sufrimiento eterno, que es la paga del pecado. Los que están allí, fuera de la presencia de Dios, nunca podrán salir. El infierno se llama "la segunda muerte"; Apocalipsis 20:11-15.

LA SALVACION

La salvación es el ofrecimiento de Dios por medio de Jesucristo, por Su Gracia, a cada persona. El mensaje de esta salvación se llama evangelio; 1ª Corintios 15:3-4, y es cómo Dios ofrece el perdón pleno de pecados y la vida eterna; Juan 3:16. Cada persona puede saber si tiene o no esta vida nueva; 1ª Juan 5:11-13. Jesucristo salva perpetuamente; Hebreos 7:25 a la persona perdida y pecadora, por Su Gracia, sin obras humanas; Efesios 2:8-9; Tito 3:5, cuando creyendo el evangelio, se arrepiente del pecado y confía en Jesucristo como su Señor y Salvador; Romanos 10:9-17; Hechos 3:19; 2ª Timoteo 1:12. Habiendo confiado, la persona está regenerada por el Espíritu Santo; Tito 3:5, tiene vida eterna y no perecerá jamás; Juan 10:28.

LA IGLESIA

La iglesia no es un edificio físico, ni una organización humana. Es una entidad espiritual, el Cuerpo de Cristo; 1ª Corintios 12:12; Efesios 1:22-23, y existe en forma universal y local. En su forma universal la iglesia está constituída por todos los verdaderos creyentes en Jesucristo; 1ª Corintios 12:13-27; 1ª Pedro 2:4-5. Él es la cabeza del cuerpo, la Iglesia Universal; Colosenses 1:18, y de cada iglesia local; Apocalipsis 1:12-13,20. En su forma local, visible, la iglesia consiste en una comunidad de creyentes organizados para la enseñanza, compañerismo, adoración, la cena del Señor, oraciones; Hechos 2:42, y evangelismo; Mateo 28:19-20. Cada iglesia local es independiente y autónoma; 1ª Pedro 5:2. Cristo, como cabeza, ha hecho responsables a unos hombres espirituales en la iglesia local que prestan su servicio en dirigir e instruir a la iglesia, llamados ancianos, pastores u obispos; Efesios 4:11-12; 1ª Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-9; 1ª Pedro 5:1-3; Hebreos 13:7,17. Sirven como administradores de Cristo, que es el Príncipe de los pastores; 1ª Corintios 4:1; 1ª Pedro 5:4. Los diáconos, bajo la dirección de los pastores, también sirven a los creyentes, librando así a los pastores para poder persistir en la oración y en el ministerio de la Palabra; Hechos 6:1-7; 1ª Timoteo 3:8-13. Pero la iglesia no reconoce la distinción artificial de clero y laicos, sino que cada creyente es un sacerdote de Dios; 1ª Pedro 2:5,9, que tiene el privilegio y la responsabilidad de servir.

BAUTISMO Y CENA DEL SEÑOR

Estas son dos ordenanzas que practicamos en base a Mateo 28:19-20 y 1ª Corintios 11:23-26. El bautismo por inmersión es la expresión externa, pública, de la ya interna identidad con Cristo en su muerte y resurrección. Según la Biblia, la norma es creer en Jesús, lo que convierte a la persona, y después ser bautizada; Hechos 2:41; 8:12, por lo cual es el primer acto de obediencia al Señor. El Nuevo Testamento no contempla a creyentes que no son bautizados, ni el bautismo de los que no son creyentes. El bautismo se realiza una sola vez después de haber creído el evangelio, pero en cambio, la Cena del Señor se realiza cada domingo, según el ejemplo de la iglesia primitiva; Hechos 20:7. La Cena del Señor no es un sacramento y no imparte la Gracia del Señor. Es solamente para las personas que ya son nacidas de nuevo y andan con el Señor viviendo en santidad. Es una reunión de la iglesia convocada para el acto de tomar el pan y el vino en memoria del Señor, anunciando su muerte hasta que Él venga.

SEGURIDAD DE SALVACION

Cada verdadero creyente puede saber por la autoridad de la Palabra de Dios, que tiene vida eterna; Romanos 5:1; 1ª Juan 5:13. La seguridad de salvación, quiere decir que los que están en Cristo nunca perecerán; Juan 10:28-29. Es imposible que haya condenación para ellos; Juan 5:24; Romanos 8:1. Están seguros en las manos de Dios por toda la eternidad, porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios; Romanos 11:29.

VIDA CRISTIANA Y PRIORIDADES

Todos los cristianos son llamados a vivir una vida de santidad; 1ª Corintios 6:19-20; 1ª Tesalonicenses 4:3,7; 1ª Pedro 1:15-16. Los cristianos son discípulos de Cristo, y como tales, deben tener vidas de servicio y testimonio; Marcos 8:34; Lucas 9:23. Este servicio incluye ministerio en la asamblea o congregación; 1ª Corintios 12:7,29; Efesios 4:12, y la propagación del evangelio en todo el mundo Marcos 16:15; Hechos 1:8. El Señor Jesucristo prohibió hacer tesoros en la Tierra y prometió recompensas en el Cielo para los fieles; Mateo 6:19-34; Juan 12:25-26; 1ª Corintios 3:12-15.

EVENTOS FUTUROS

1. Venida personal e instantánea de Cristo en el aire para arrebatar a la iglesia. Juan 14:1-3; 1ª Tesalonicenses 4:13-18; 5:4-11.

2. La tribulación. Daniel 12:1; Mateo 24:21,29-30; 1ª Tesalonicenses 5:1-3; 2ª Tesalonicenses 1:6-10; 2:1-12.

3. La venida del Señor a la Tierra en Gloria y Poder con Sus santos para establecer su Reino por mil años. Salmo 2; 24; Isaías 65:19-25; Ezequiel 40-48; Zacarías 14:1-21; Mateo 24:29-31; Apocalipsis 19:11-20:10.

4. El Juicio del Gran Trono Blanco. Juan 5:28-29; Apocalipsis 20:11-15.

5. El Estado Eterno, de castigo para inconversos y bendición para redimidos. Mateo 25:46; 2ª Tesalonicenses 1:9; 2:12.